Archivo del blog

Mostrando entradas con la etiqueta horno. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta horno. Mostrar todas las entradas

viernes, 21 de marzo de 2014

Bizcocho Bica de claras y nata

Para este finde os dejo una receta riquísima de un bizcocho sin yemas que sale delicioso. Yo lo preparé ayer mismo para desayunos y meriendas y os aseguro que ha triunfado.


Se trata de un bizcocho gallego que personalmente nunca había tenido el placer de comer hasta hoy mismo, y de verdad os lo recomiendo porque está buenísimo.










Ingredientes:



12 claras de huevo con una pizca de sal y un chorrito de limón

500 ml de nata 35 % m.g.

550 g de azúcar

500 de harina

1 cucharadita de bicarbonato sódico

50 g de azúcar con una cucharada de canela para decorar o si preferís azúcar glas para el toque final




Elaboración:



Precalentamos el horno a 200.


Con unas barillas , mejor eléctricas si tenéis, montamos la nata bien fría hasta que quede consistente.


En otro recipiente montamos las claras a punto de nieve, junto con la sal el zumo de limón. Iremos incorporando el azúcar poquito a poco durante el proceso.


Con la ayuda de un colador tamizamos la harina con la cucharadita de bicarbonato. Reservamos.


Una vez que las claras queden firmes y con picos, vamos a incorporar la harina con una barilla manual, mejor de silicona, con mucho cuidado para que no se nos bajen las claras.


Una vez bien integrada la harina, vamos a añadir la nata utilizando una espátula, a poder ser también de silicona, y con mucha suavidad.


Sobre un molde, de lata preferiblemente, de 35 por 25 cm, forrado con papel de horno, vamos a verter nuestra masa. Extendemos bien, y por último repartimos el azúcar mezclado con la canela.


Introducimos al horno, bajamos la temperatura a 180, y dejamos durante 40 minutos aproximadamente. Comprobamos con una palo de brocheta la cocción.


Apagamos el horno, dejamos dentro 5 minutos, y sacamos a enfriar sobre una rejilla.


Una vez fría estará lista para difrutarla.

martes, 4 de febrero de 2014

Tarta Sacher o Sachertorte

El pastel de chocolate es innegablemente la receta de referencia cuando se habla de chocolate. De África del Sur a Australia pasando por Hawai y hasta en China, el pastel al chocolate es una golosina que regocija a todo el mundo y entre las que el tamaño, la forma, la densidad, el gusto o los ingredientes pueden variar de un país al otro.

 

Sachertorte o torta Sacher, es una torta de chocolate muy famosa de origen austríaco y que produce placer con solo nombrarla.
Es fina, delicada, con un toque distinguido y aristocrático a la vez. Su presencia impone respeto y admiración.
Es una de las tartas más famosas y son muchos los que suspiran por ella.


Para tener una dimensión real de su importancia, basta decir que se creó un vals que lleva su nombre.


La fórmula con los ingredientes exactos se guardan en secreto hace más de 150 años.


Y de acuerdo a lo que cuenta la historia su nacimiento fue en el año 1832 cuando al príncipe austríaco Wenzel Clemens de Metternich pidió que elaboraran como postre algo que provocara sorpresa entre sus invitados.

Sucedió que el chef que siempre complacía sus deseos enfermó, encontrándose como reemplazante a un joven de 16 años llamado Franz Sacher. Esta persona hasta el momento no era conocida.
El resultado de su obra ( la torta Sacher ) fué un éxito total y provocó todo tipo de comentarios. 


Fue así que Franz Sacher recibió tantos elogios que pasó en forma oficial a formar parte de la cocina.


La tarta fue pasando de palacio en palacio haciéndose cada vez más conocida pero manteniendo siempre su fórmula en secreto.

 

 

 


 

 

 

 

 

Ingredientes :

 

 


  • 175 gr de azúcar
  • 175 gr de mantequilla
  • 7 huevos
  • 175 gr de chocolate amargo
  • 50 gr de almendras molidas
  • 100 gr de harina
  • mermelada de albaricoque
  • 1 sobre de levadura química 
  • Para la cobertura:
  • 150 gr de chocolate de cobertura
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 4 cucharadas de nata líquida
  • mantequilla y harina para el molde

  •  

     

     

      Elaboración:

     

     

     

     

    En un bol, y con una batidora eléctrica de varillas, bate la mantequilla con el azúcar. Incorpora una a una las yemas de los huevos sin dejar de batir.

    Funde el chocolate, déjalo templar e incorpóralo.

    Mezcla la harina con la levadura y las almendras y agrégalas a la crema anterior con movimientos envolventes. Utiliza una varilla manual. 

    Incorpora las claras a punto de nieve suavemente.

    Unta un molde con mantequilla y espolvórealo con harina. Vierte la mezcla y hornea a 175ºC durante 10 minutos. Baja la temperatura a 165ºC y hornea durante 30 minutos más. 

    Deja templar y desmolda.

    A continuación corta la tarta en dos capas y extiende la mermelada de albaricoque en la inferior.

    Tápala con la otra capa de bizcocho.

    Funde el chocolate junto a la mantequilla y la nata líquida en el microondas, poponiéndolo todo en un bol apto para ello , durante un minuto a potencia máxima, y removiendo posteriormente con una cuchara, hasta obtener una mezcla cremosa y brillante.

    Cubre la tarta con la mezcla anterior.







     


     

     

     

     


     

    lunes, 3 de febrero de 2014

    Berenjenas de otoño

    Hoy propongo una receta con unas setas que compré ayer en un mercado de frutas y verduras de los domingos ,que está simplemente, para chuparse los dedos.

     

     

     

     

     








    Ingredientestes (4 personas):

     

     


    Para el salteado:


    • Un cuarto de setas variadas, a gusto de cada uno.
    • Dos hongos o uno grande.
    • 1 puerro.
    • 2 dientes de ajos.
    • Un chorrito de Oporto del menos dulzón.
    • Aceite de oliva virgen.
    • Sal.
    •  Pimienta negra recién molida.


      Para el resto de la receta:

      • Dos berenjenas ralladas de tamaño mediano.
      • Salsa boloñesa, que podemos haberla tenido congelada si hiciese falta.
      • Queso para gratinar a gusto, tipo enmental,o queso de cabra en rulo.
      •  Salsa Bechamel.
       


      Ponemos en una sartén un chorrito de aceite de oliva y echamos el ajo finamente picado y a continuación el puerro de igual manera, añadimos una pizca de sal y lo dejamos unos minutos a fuego medio.




      A continuación pondremos las setas que previamente habremos limpiado con un paño y troceado a gusto, más tirando a trocitos no demasiado grandes. Salteamos un rato, echamos la pimienta y cuando empiecen a perder el agua natural de ellas echaremos un chorrito del Oporto. Dejamos que se reduzca y rectificamos de sal.Reservamos.








      Mientras tanto, lo que yo hago es dejar las berenjenas cortadas a lo largo en láminas de medio cm aprox., en un colador y untadas de sal, una media hora para que suelten su amargura natural. Después se enjuagan con agua y se cocinan al microondas unos 10 minutos. Se dejan templar un poco para no quemarnos.

      El siguiente paso es disponer tres cucharadas de salsa bechamel en el fondo de una fuente de barro o cualquiera otra fuente apta para horno. 

      Luego colocaremos láminas de berenjenas y salsa boloñesa, más revuelto de setas en capas sucesivamente como si se tratara de una lasaña.

      Al final de todo añadiremos el queso elegido para gratinar, y haremos lo correspondiente. Yo suelo poner el horno a 200 grados arriba y abajo unos 10 minutos, y por último lo gratino otros 5 minutillos.





                                                                                                                                                      



      Que os aproveche.


               

    sábado, 25 de enero de 2014

    Flan de coco y café

    Hola amigos de Mientras Hago Limonada. 

     

    Ya tenemos de nuevo aquí otro fin de semana con el que poder disfrutar, y una nueva receta  por si gustáis de un toque dulce.

     

     

     

     

    Ingredientes: ( 6 personas )


  • 3 huevos
  • 375 ml. de leche condensada
  • 350 ml de leche + 150 ml de café
  • 100 gr. de coco rallado
  • 1 limón
  • 200 ml. de nata







  • Elaboración:



    Lo primero que hacemos es poner la nata en un bol y montarla. Reservamos.

    A continuación, ponemos el azúcar y un chorrito de agua en una sartén al fuego. Cocinamos hasta conseguir un caramelo oscuro. Vertemos el caramelo en un molde apto para el horno y lo extendemos.

    Ponemos los huevos en un bol y los batimos como para hacer una tortilla. Añadimos la leche condensada y mezclamos bien.

    Incorporamos el coco rallado y la leche con el café y seguimos mezclando hasta que quede una masa homogénea.

    Limpiamos el limón y lo rallamos (sólo la parte amarilla) sobre la mezcla del flan. Vertemos sobre el molde caramelizado e introducimos al baño María en el horno a 200ºC durante 30-40 minutos.

    Retiramos del horno y lo dejamos templar.  Por último lo desmoldamos.



    ¡ A disfrutar !


    sábado, 4 de enero de 2014

    Roscon de Reyes


    En primer lugar, quiero desearos un feliz año nuevo desde Mientras Hago Limonada.

     

     

    Otro año más, casi terminamos las fiestas navideñas, y como no,  para despedirlas como merecen, como no podía ser de otra manera, preparamos el típico roscón de reyes.

     

     

    Por mi parte confesar que es la primera vez que voy a hacerlo, y que mientras escribo esta primera entrada del año, aun no se como será el resultado. Hoy mismo le hincaremos el diente y os cuento pronto...

     

     

    Espero que os guste.

     

     

     

     



    Ingredientes:

     

     

    • 650 g de harina de fuerza
    • 250 ml de leche tibia
    • 25-30 g de levadura fresca
    • 120 g de azúcar
    • 120 g de mantequilla derretida
    • 2 huevos y 1 yema
    • 10 g de sal
    • 2 y 1/2 cucharadas de agua de azahar
    •  piel rallada de 1 limón grande y 1 naranja

     

     



    Para decorar:




    • Frutas escarchadas al gusto
    • Almendras garrapiñadas molidas
    • Azúcar
    • 1 huevo batido
    • Una naranja confitada
    • Figuritas horneables

    Elaboración:




    Primero se mezcla un poco de los 250 ml de leche tibia con 2 ó 3 cucharadas de la harina de fuerza. Se añaden 25-30 gr de levadura fresca desmenuzada y lo removemos todo. Se tapa y se deja fermentar unos 15 ó 20 minutos en un lugar cálido para que fermente.

     


    Una vez la masa de arranque ha fermentado, en un bol grande añadimos el resto de la harina y vamos añadiendo poco a poco los demás  ingredientes: azúcar, ralladura de limón y naranja, sal, leche, 2 huevos, azúcar, la masa de arranque que teníamos en otro recipiente fermentando, el agua de azahar y por último la mantequilla derretida. Removemos hasta que quede una masa homogénea.


    Enharinamos una superficie lisa, y amasamos durante unos minutos con nuestras manos. Si es necesario le añadimos un poco más de harina para poder trabajar bien la masa.
    Otra opción es amasar con un robot amasador de los de ganchos, os evitará trabajo y aportará calorcito a la masa que trabajaremos mejor.
     

    Le vamos dando forma de bola a nuestra masa, ( no desespereis, ya que se trata de una masa algo difícil de trabajar porque es algo blandita y se pega un poco al principio en las manos, os aconsejo paciencia y optimismo, al final sale ).  Y una vez bien amasada, la guardamos en un recipiente hermético o tapada con uno o dos paños húmedos durante un par de horas en un lugar cálido y sin corrientes.

     

     


    Después de unas cuantas horas, ( yo la tuve 6 horas ),  la masa debe haber crecido aproximadamente el doble. La sacamos del recipiente y en una superficie lisa enharinada, la amasamos de nuevo y poco a poco le vamos dando forma a nuestro roscón. Con esta masa podéis hacer un roscón grande o dos medianos. 

     

     

     


    Si vamos a hacer dos roscones, separamos la masa y amasamos cada una de ellas dándole forma y haciendo el agujero con los dedos. El agujero se hará más pequeño al hornearlo, así que es conveniente hacerlo grande. Yo personalmente, utilizo un aro metálico, de esos que venden en los " todo a un euro ".

     

     

     

    Los debemos dejar nuevamente reposar durante aproximadamente una hora bien cubiertos y en un lugar caliente, un buen truco es encender el horno previamente a 50°C y apagarlo, y meter los roscones en el horno apagado para que se mantengan calientes. 


    Finalmente, podemos pintar nuestros roscones con huevo, y decorarlos a nuestro gusto, por ejemplo con fruta escarchada, naranjas confitadas, almendras laminadas, azúcar glass, o lo que prefiramos. Si queremos añadirle una figurita, es el momento de esconderla bien dentro de la masa.

     

     



     

    Una vez tenemos nuestros roscones decorados, los metemos en el horno precalentado a 18o°C durante unos 20 minutos, si tenemos un roscón pequeño posiblemente esté listo a los 15 minutos. ( El grande puede tardar un poco mas ). Todo dependerá del horno que utilicemos.

     

     

    Los sacamos, los dejamos enfriar un poco y si nos gusta, podemos cortarlos por la mitad y rellenarlos de nata, trufa o nuestro relleno favorito.  Los mios, a petición de los comensales, serán de crema de natillas y de nata.







    Para hacer esta receta me he basado  en la del blog pequerecetas.com

    sábado, 28 de diciembre de 2013

    Magdalenas con corazón de chocolate


    Hola a todos. Hoy toca postre en Mientras Hago Limonada.

    La receta es muy sencilla y rápida de preparar , así que os propongo realizarla en compañía de vuestros niños. Seguro que disfrutáis tanto como ellos.














    Ingredientes: 

     

    2 huevos

    200 g azúcar

    1 vaso leche

    1/2 vaso aceite de girasol

    1/2 sobre levadura en polvo

    ralladura de limón

    250 g harina

    200 g chocolate negro.

     

     

    Elaboración:

     

     

    Se baten los huevos con el azúcar, se le añade la leche y se mezcla. 

     

    Se añade el aceite, se sigue mezclando.

     

    Ponemos la ralladura de limón.

     

    Aparte se mezcla la levadura con la harina tamizada y se añade a la masa, se mezcla bien y se le añade el chocolate que habremos previamente partido en trocitos pequeños. Para que el chocolate no se hunda en la masa, se enharina ligeramente .

     

    Se pone en los moldes de papel rizado , aluminio o silicona, y se deja como un dedo vacío. Se le pone un puñado de azúcar en el centro.

     

     

     

     

     

    Se mete en el horno previamente precalentado a 180ºC unos 25 min

     

     

     

     

     

    Espero que las disfrutéis tanto como lo hacemos en casa.

    jueves, 26 de diciembre de 2013

    Canelones de gambas

    Los canelones siempre resultan plato de éxito garantizado, pero sobretodo es entre los más jóvenes donde suele triunfar de manera absoluta. Los devoran, y si sobran siempre les aparecerá algún  " novio " para la hora de la cena.


    Y es que además de ser una gran comida de fácil digestión, está llena de nutrientes indispensables para esos jovenzuelos que tanta energía necesitan para su crecimiento y desarrollo.


    La receta que propongo hoy, son unos canelones especiales a base de gambas, con lo que convierte a esta receta en una opción para ocasiones festivas.

     




     

     

     

     

     Ingredientes ( 6 p )


    24 planchas de canelones ( yo utilizo los que vienen ya formados en tubos )

    2 cebollas

    1 k de gambas peladas congeladas tamaño mediano

    10 gambas rojas medianas

    aceite de oliva

    sal

     

    Salsa de gambas:

    las 10 gambas enteras

    1 cebolla mediana

    1 puerro

    1 cucharada de tomate frito

    50 g de harina

    un chorrito de brandy

    1/2 l de caldo de pescado

    1 dl de nata

    sal

    pimienta 

    perejil

     

    Salsa bechamel

    Hacer 500 ml de salsa bechamel

     


     

    Elaboración:

     

     

    Pelar y picar las cebollas. Rehogarlas en un poco de aceite y una pizca de sal.

     

     Añadir las gambas congeladas al rehogo y cocinarlo unos minutos. Reservar.

     

     

    Salsa de gambas: 

     

     Pelar y picar la cebolla y el puerro. Rehogarlo en un poco de aceite hasta que estén transparentes.

     

    Añadir las gambas enteras y el tomate. Cocinar unos minutos machacando bien las gambas.

     

     Incorporar la harina y darle una vuelta unos minutos.

     

    Regarlo con el brandy y reducirlo.

     

    Cubrirlo con el caldo y cocerlo 15 minutos. Triturarlo y colarlo. 

     

    Añadir entonces el preparado del principio de la receta con las gambas congeladas.

     

    Sazonar con sal y pimienta . Añadir la nata en el último momento.

     

     

    En una fuente para horno grande o en la misma bandeja de horno ponemos 3 o 4  cucharadas grandes de bechamel.


    Encima dispondremos los canelones que habremos anteriormente rellenado de la salsa de gambas.


    Por último, regaremos con el resto de la salsa bechamel y esparciremos queso rallado por encima.


    Coceremos apenas unos 15 minutos a 200 grados con horno precalentado, más 5 minutos de gratinador.


    Serviremos con perejil picadito por encima.




    Que aproveche

     

     

     

    lunes, 25 de noviembre de 2013

    Lasaña Boloñesa


    La Lasaña a la Boloñesa es un plato típico de la gastronomía de Emilia Romagna, y de la ciudad de Bolonia, aunque claramente es más conocida en todo el mundo como un icono de la cocina italiana.

     

     

    Existen muchas variantes de este plato, en el caso de la lasagna al horno las variantes provienen del contenido entre las láminas de pasta y bechamel, en este caso se puede encontrar lasagnas de verduras, y entre ellas se tienen coles, brócoli, espinacas, etc. También pueden hacerse de pescado y en este caso pueden contener atún. Algunos en lugar de salsa de carne (en su mayoría de cerdo o vaca), emplean carnes de aves tales como el pollo o el pavo. Las variantes más sutiles pueden llegar a incluir morcilla como contenido y hojas de col en lugar de la pasta, el resto es igual.

     

    Hoy en Mientras Hago Limonada preparamos una lasaña tradicional con salsa boloñesa.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Ingredientes: ( para 4 p )



    500 g de salsa boloñesa

    12 placas de lasaña precocida

    500 cc de salsa bechamel 

    dos o tres puñados de queso emmental rallado

    orégano 




    Elaboración:



    Encendemos el horno para que se vaya calentando con calor arriba y abajo a 220 grados.


    Mientras tanto en una fuente para horno mediana pondremos 4 o 5 cucharadas grandes de salsa bechamel hasta cubrir todo el fondo.


    Colocaremos tres láminas encima de la bechamel tapándola. ( Las láminas se ponen crudas, ya que es una pasta precocida y se nos va a hacer en el horno sin ningún problema ).


    Encima cubriremos con salsa boloñesa. De nuevo placas de pasta y otra vez boloñesa hasta agotarla. 

     

     




     

    Cubrimos otra vez con las tres últimas láminas de pasta y por encima regamos con el resto de salsa bechamel.

     

     


     



    Espolvoreamos con el queso rallado y como toque final con el orégano.








    Introducimos al horno bajando la temperatura a 200, y cocemos unos 20 minutos.


    Sacamos del horno y la dejamos reposar un poco antes de servir. De esta forma, conseguiremos que coja consistencia solidificándose un poco y facilitándonos el corte y emplatado.


     

     

     



    Buen provecho.

    miércoles, 20 de noviembre de 2013

    Torta de Almendra y Merengue

    Hola amigos de Mientras Hago Limonada. Hoy quiero compartir con vosotros una tarta que nos recuerda, a esas que nos hacían nuestras abuelas  cuando éramos pequeños y se preparaban en casa de una manera totalmente tradicional.

    La tarta o tortá de almendras, es mi bizcocho preferido, sencillo de hacer y con un sabor inconfundible.

    Nos sirve como base de cualquier tarta aunque lo más típico es cubrirla con un fino merengue italiano. Pero si se prefiere podemos tomarla sola y resulta igualmente espectacular.

     

     

     

     

     

    Ingredientes: ( bizcocho )

    200g de almendra molida cruda

    250 g de azúcar

    6 huevos

    50 g de harina

    levadura para bizcochos

    ralladura de limón

    mantequilla para engrasar el molde

     

    Ingredientes para el merengue italiano


    • 4 claras.
    • 1 taza de azúcar (250 gramos).
    • 1/2 taza de agua (125 cc) o la cantidad suficiente para cubrir apenas el azúcar.


    Elaboración del merengue italiano:

     

     

    En una ollita, colocar la taza de azúcar y el agua. Llevar al fuego hasta formar un almíbar a punto bolita medio o blando. Mientras se va cocinando el almíbar, en un bol colocar las claras y batir con batidora eléctrica hasta llegar a punto nieve.

    Cuando el almíbar esté en su punto, verter dentro del bol en donde se encuentran las claras batidas, en forma de hilo y despacio, pero sin dejar de batir en ningún momento.

    Continuar batiendo hasta que la preparación adquiera una consistencia firme y esté tibia o a temperatura ambiente.


    Para que nos quede un merengue espectacular:

     

     

  • Los huevos deben ser frescos y encontrarse a temperatura ambiente.
  • Cuando se separen las claras de las yemas, no debe quedar ni un solo rastro de yema en las claras.
  • Cuanto mas refinada o de mejor calidad sea el azúcar, más delicado y con menos impureza quedará el merengue.
  • Si queremos que quede más blanco, le podemos agregar unas gotas de jugo de limón al final del montado.
  •  La proporción entre claras y azúcar, es de una parte de claras por dos de azúcar.



  • Elaboración bizcocho:




    Montar las claras a punto de nieve 

     

    Aparte batir las yemas con la otra mitad del azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen.


    Añadir la almendra y la harina tamizada junto con la levadura.


    Incorporar la ralladura del limón. Batir todo bien hasta conseguir una mezcla en lo posible homogénea.


    Con mucha delicadeza y movimientos envolventes, mezclar las claras a lo anterior sin que se nos baje el punto de nieve.



    Engrasar un molde grande de horno con la mantequilla y verter la mezcla anterior en él.


    Introducir en el horno precalentado a 175 grados unos 45 minutos comprobando la cocción con un palillo.


    Sacar del horno, dejar enfriar y desmoldar sobre una bandeja o plato para tartas.


    Decorar con el merengue con la ayuda de una manga pastelera y mucha imaginación.



    Deseo que os haya gustado.



    viernes, 15 de noviembre de 2013

    Bizcocho Fabiola de Almendra y Coco

    Hola amigos de Mientras Hago Limonada. 

    Hoy toca postre. La receta de hoy es muy sencilla pero buenísima.

     

    Este postre quiero dedicárselo a alguien a quien quiero mucho y que además me ha demostrado que puedo contar siempre con ella sin importar para lo que sea. 

    LOLES, hoy es tu cumple y espero que seas muy feliz . Te quiero prima y te deseo lo mejor.

     

     

    El bizcocho que preparamos hoy en Mientras Hago Limonada es muy típico según unos de la zona de Alcoy y según otros pocos de la de Gandía. De cualquier forma y siempre aportando personalidad, yo os dejo la receta tal y como a mi me parece que mejor resultado final da. A ver que os parece a vosotros.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Ingredientes:

     

    Bizcocho:

     

     

    6 huevos

    250 g de azúcar

    200 g de harina

    120 g de coco rallado

    60 g de almendra molida 

    gasificante

     

     

    Almíbar:

     

     

    500 ml de agua

    200 g de azúcar

     

     

    Elaboración:

     

     

    Separamos las claras de las yemas.

    Montamos las claras a punto de nieve con la mitad del azúcar, mejor si es glasé.

    En un recipiente aparte batimos las yemas con la otra mitad del azúcar.

     

    Tamizamos la harina con el gasificante y le añadimos la mitad del coco.

     

    Mezclamos todos los ingredientes con una varilla manual y con suma delicadeza, para evitar que se nos bajen las claras.

     

    En un recipiente en forma de corona, previamente engrasado, vertemos nuestra mezcla. 

     

    Horneamos a 175 grados unos 45 minutos comprobando como siempre el punto de cocción con un palillito.

     

    Sacamos del horno y dejamos enfriar.

     

     

    Preparación del almíbar: 

     

     

    Calentamos el agua con el azúcar hasta que se disuelva. Dejamos enfriar. Reservamos.

     

    Desmoldamos el bizcocho y lo humedecemos con el almíbar.

     

    Por último decoramos con el resto del coco y listo.


    jueves, 14 de noviembre de 2013

    Cocas de Tomacat

    Las cocas son una especialidad sobretodo de la gastronomía mediterranea. Aunque en todo el territorio español se comen cocas, en el resto del país, suelen prepararse más en forma cuadrada y grande, lo que viene siendo la coca horneada en lata de horno.

    Podría decirse que es una versión española de la pizza italiana pero hecha a nuestra manera.

     

    Las recetas de masa para cocas son innumerables. Cada abuela tiene la suya personalizada y secreta. Hay gente que pasa media vida buscando la receta perfecta de esta masa, pero al final cada uno la hace de una manera distinta.

     

    No hay que olvidar que en muchos sitios se preparan recetas también de cocas dulces.

    Yo os dejo una receta que he utilizado desde hace unos pocos años y que me gusta bastante.

     

     

     

     

    Ingredientes para la masa: para unas 12 unidades tamaño mediano

     

     

     

    1/2 kg de harina

    1 vaso de agua tibia

    1/2 vaso de aceite de oliva suave

    1 cucharada de sal

    25 g de levadura fresca 

     

     

    Relleno: 

     

    Tomacat

     

     

    Podeis ver la receta del tomacat pinchando encima del anterior enlace.


     

     

    Elaboración:

     

     

     

    En un recipiente grande y hondo procedemos al amasado.

     

    Calentamos el agua, no para que queme, y le añadimos la levadura, removemos con una cucharilla y reservamos unos 5 minutos hasta terminar el siguiente paso.

    Para ello ponemos la harina junto con la sal e incorporamos poco a poco el aceite. Empezamos el amasado mezclando con la punta de los dedos hasta conseguir una mezcla más o menos homógenea y que de esta manera la masa se despegue sin dificultad de las paredes del bol.

    Utilizaremos harina para las manos y también aceite, si fuera necesario, para trabajar la masa y evitar que se nos adhiera incómodamente.

    Añadimos el agua con la levadura disuelta y continuamos amasando en el recipiente hasta integrar bien de nuevo todos los ingredientes.

    Sobre el mármol de la cocina echamos un poco de harina y encima colocamos nuestra masa para continuar con el amasado. Amasar a mano puede llevarnos unos quince minutos. Para quienes no lo hayan hecho nunca, deciros que el procedimiento al principio puede resultar algo complicado, pero como en casi  todas las cosas, la práctica y el tesón harán que finalmente sea posible.

    En realidad veréis una vez lo practiquéis unas cuantas veces que no es tan difícil como parece.

     

    Para amasar básicamente tendremos que sobre la superficie enharinada en la que vamos a trabajar, apretar la masa, con las palmas de las mano, hacia abajo, rompiendo la masa, y recogiendo con los dedos hacia atrás con firmeza. No se trata de dar un masajito a la masa, sino de darle trabajo, y así se llama, trabajar la masa. Lo haremos con fuerza y durante todo el tiempo que sea necesario para que se convierta en una bola uniforme, elástica y tenaz.






    El paso siguiente es tapar la masa con un paño limpio de algodón, y dejarla reposar durante dos horas en un lugar mas cálido que frío y protegido de corrientes.

    Pasado el tiempo comprobamos que la masa habrá al menos duplicado su volumen, es el momento entonces de cortar con un cuchillo la masa en porciones como del tamaño de una mandarina normal y hacer de nuevo bolitas.

    En una bandeja de horno,  y si se desea encima de un papel sulfurizado, iremos colocando las bolas y extendiéndolas con las manos hasta formar las cocas, dejando en la zona de los bordes la masa algo más elevada.

    Lo siguiente será colocar dos cucharadas colmadas de tomacat encima de cada coca. 

     

     

     

     

     

     

     

    Seguidamente introducimos al horno precalentado a 250 grados, a una media altura, con calor arriba y abajo, y con aire si lo tenemos. Una vez dentro bajamos a 200 y dejamos unos 15 minutos comprobando el punto de horneado.

     

    CONSEJO :  Introducir un recipiente resistente con agua en el horno durante la cocción de las cocas para conseguir una textura crujiente.

     

     

     


     

    ¡¡ A disfrutar !!

     

     

    jueves, 7 de noviembre de 2013

    Tatin salado de verduras y atún

    La tarta tatin es un plato clásico de la cocina francesa que tiene la peculiaridad de hacerse al revés: el relleno se coloca en el fondo del molde y se tapa con la base. Se hornea y finalmente se desmolda dándole la vuelta. El resultado es espectacular. Espero que os animéis a cocinarla y me contéis.

    La que preparamos hoy en Mientras Hago Limonada es salada a base de verduras y como plato único puede quedar perfecto para cualquier dieta equilibrada.

    Ingredientes:

    1 lámina de hojaldre redonda mejor, si no la moldearemos

    1 tomate grande 

    1 cebolleta

    1 calabacín

    2 latas de atún al natural

    queso emmental rallado

    1 cucharada de azúcar moreno

    aceite de oliva

    sal 1 cucharadita de crema de vinagre de módena

    romero 

    1 cucharadita de azúcar normal

    Elaboración:

    Cortamos el tomate en rodajas de medio centímetro aproximadamente.

    Lavamos y cortamos en círculos el calabacín.

    Cortamos en juliana la cebolleta.

    Pochamos la cebolleta con  dos cucharadas de aceite de oliva, una pizca de sal, y la chucharada de azúcar moreno. Lo dejamos 10 minutos a fuego muy lento removiendo de vez en cuando.

    Añadimos la cucharadita de crema de módena. Le damos un par de minutos más e incorporamos el calabacín. Cocinamos 2 minutos, sólo para que se mezclen los sabores, ya que la cocción se realizará dentro del horno.

    Ponemos entonces el atún  y removemos. Apagamos el fuego y reservamos.

    Forramos un recipiente para tartas no muy alto con papel sulfurizado.

    Sobre el papel colocamos las rodajas de tomate y espolvoreamos con el tomillo y el azúcar

     

     

     


    A continuación repartiremos por encima del tomate la mezcla que hemos preparado anteriormente y  echaremos por encima de todo el queso rallado a gusto.

    Por último colocaremos la masa del hojaldre tapando todo, como si se tratase de una tarta pero al revés.

    Horneamos unos 20 minutos a 200 grados.

    Desmoldamos con cuidado de no quemarnos y listo.

    ¡ Bon apetit !

    martes, 29 de octubre de 2013

    Bizcocho de calabaza y trocitos de chocolate

    De nuevo llega la festividad de Todos los Santos, y con ella gran variedad de dulces típicos hechos, gran cantidad de ellos utilizando uno de los ingredientes más versátiles que podemos usar tanto para platos dulces como salados : la calabaza.

    Podemos  encontrarla en el mercado todo el año, pero es en otoño e invierno cuando más podemos disfrutar de ella. Es un alimento muy saludable y nutritivo, es bajo en calorías y rico en vitaminas y minerales, ideal para todo tipo de dietas.

     

    Yo os propongo hoy una receta que hará las delicias de cualquier paladar. Se trata de una coca de calabaza jugosa y tierna como nunca la habéis probado, con un toque de chocolate para los más golosos.

     

     

     

     

     

     Ingredientes:

     

     

    400 g de calabaza

    250 g de azúcar

    250 g de harina 

    3 huevos

    150 g de aceite de girasol

    3 sobres doble de gaseosas

    150 g de chocolate en trocitos, ( yo puse negro )

    azúcar y canela para espolvorear por encima

    sal y unas gotitas de limón

     

     

     

    Elaboración:

     

     

    Pelamos y troceamos la calabaza, ( luego una vez cocida y escurrida quedará en 300 g). Introducimos en un recipiente apto para microondas con tapa, y cocemos 15 minutos a 800 w con un dedo de agua. Transcurrido ese tiempo sacamos del micro y con cuidado de no quemarnos destapamos y colamos el agua. Ponemos la calabaza en un plato y la trituramos simplemente con la ayuda de un tenedor. Reservamos. 

     

    Separamos las yemas de las claras de los tres huevos.

     

    Batimos la calabaza con la mitad del azúcar e incorporamos las yemas una a una hasta que se hayan integrado.

    Incorporamos el aceite poco a poco y batimos con una barilla hasta conseguir una mezcla homogénea.

    En un cuenco aparte, tamizamos la harina con las gaseosas y la añadimos a la mezcla anterior.

     

    Punto de nieve

    En otro recipiente montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal, unas gotitas de limón y añadiendo poco a poco el resto del azúcar. ( Si esta segunda parte del azúcar la trituramos antes con una batidora o molinillo para convertirla en azúcar glasé,  las montaremos con mayor facilidad. )

    Por último incorporamos a la mezcla el merengue, obtenido de montar las claras, con sumo cuidado y realizando movimientos envolventes con la ayuda de una espátula.

    En una lata para horno forrada con papel sulfurizado vertemos la mezcla y le añadiremos los trocitos de chololate, enharinados ligeramente para evitar que se vayan al fondo.

    Para finalizar espolvoreamos con una mezcla a partes iguales de azúcar y canela.

    Introducimos al horno precalentado a 180 grados unos 40 minutos. 

    Comprobaremos la cocción pinchando con un palillo, pero no abriremos el horno nunca antes de la media hora para evitar que se nos baje.

    Espero que os guste.